La vaca esférica

Actualidad científica y divulgación para todas las edades.

Los electrones, esas "pelotitas verdes" (Física Cuántica)

leave a comment »


La mayoría de la gente que no estudia o ha estudiado física ve a los electrones, protones, etc. como unas “pelotitas” que se agrupan formando átomos, pues bien, este post tiene como objetivo hacer que la gente deje de creer eso 🙂 La física moderna está regida por la física cuántica, que no da cabida a “pelotitas verdes”.

¿Que es la Física Cuántica ?

La física cuántica es el estudio de los bloques básicos en que está construido el Universo. Por ejemplo, tu cuerpo está constituido por células. Las células a su vez, están hechas de moléculas la cuales están compuestas por átomos que a su vez están hechos de partículas subatómicas tales como los electrones. Este es el mundo de la Física Cuántica.

Todo está hecho de “grandes grupos” de partículas subatómicas. Tu cuerpo, un árbol, los pensamientos, un vehículo, un planeta, la luz y todo lo demás son “concentraciones” de energía.

Todos ellos son grandes conjuntos de aproximadamente las mismas partículas subatómicas. La única diferencia está en la manera en que estas partículas se agrupan en bloques cada vez mayores.

Para hablar correctamente, una partícula subatómica no es en realidad una partícula en el sentido en que un grano de arena lo es. Mientras que los átomos y grandes partículas son objetos, o cosas, las partículas subatómicas no son objetos de ese tipo. Son “probabilidades” de existencia y al mismo tiempo “existencias múltiples”. También son ondas y partículas al mismo tiempo.

La Física Cuántica se pregunta qué son estas partículas subatómicas y cómo actúan.

Las partículas subatómicas son paquetes de energía también llamados Quanta. Son paquetes pequeñisísimos pero, ¡Quanta energía tienen! (Lo siento, no podía resistirme).

Todo en el universo está hecho de energía y esos paquetes se comportan de la manera más increíble. ¡Están bajo “nuestras órdenes”! (Sigue leyendo antes de sacar conclusiones precipitadas) La razón por la cual se podrían agrupar en forma de un barco, por ejemplo, está en nuestro pensamiento individual y colectivo.

Ahora bien, ¿de que están hechas las partículas subatómicas? ¿De energía? No, no están hechas de energía, son energía.

Tú sólo eres un gran “trozo” de energía al igual que el resto de todas las cosas, y tu mente arma esta energía en la forma física en la que estás acostumbrado a verlas.

La Física Cuántica nos dice que el acto de observar un objeto causa que el mismo esté allí donde y cuando lo observamos. La Energía son las partículas subatómicas que a su vez constituyen los átomos y finalmente la materia. Esta energía existe como ondas esparcidas por el espacio y el tiempo. Solamente cuando se realiza una observación, las ondas se convierten en un evento localizado en el espacio tiempo, una partícula en un “tiempo” y un “lugar” específicos. En cuanto retiras la observación, se convierte nuevamente en ondas. Por lo tanto, como ves, tu observación, tu atención a algo y tú intención, “crea” esa cosa como un evento en el espacio tiempo.

Realmente ningún objeto es sólido, sino que está hecho de paquetes de energía que destellan rápidamente. Billones y trillones de paquetes de energía. Aparecen y desaparecen del espacio donde “está” el objeto, no se quedan en el lugar.

Entonces,

¿Porqué un cuerpo humano o un coche parecen objetos sólidos y continuos?

Piensa en una imagen de Televisión. Cuando miras una película y ves una persona que pasa caminando suavemente, en realidad es un rollo de película que gira a 24 fps, cada uno levemente distinto del siguiente, de manera tal que tus ojos no detectan la separación entre los fotogramas. Incluso cada uno de esos fotogramas es una composición de billones de fotones destellando a la velocidad de la luz. Eso es lo que es nuestro mundo, un destello rápido que causa la ilusión de ser “sólido” y “continuo”.

Todos los físicos están de acuerdo en una cosa: las partículas subatómicas, esos “paquetes” o cuantos, no son partículas en un punto específico del espacio y del tiempo, como lo son una mesa o una silla, sino que son una probabilidad de que existan en varios puntos del espacio y del tiempo.

El acto de nuestra observación los convierte en una partícula “física” en un punto específico del espacio y del tiempo y una vez que retiramos la atención, se convierten nuevamente en probabilidad.

Imagina que la silla en la sala de estar de tu casa es una gran partícula subatómica y que tu casa es el Universo. Esta sería la manera en que se comportaría: cuando no estás en la sala y no estás pensando en la silla, ésta “desparecería” y se convertiría en la probabilidad de “reaparecer” en cualquier parte de la casa, es decir, en cualquier parte del Universo.

Cuando regresas a tu casa y piensas en sentarte en una silla ubicada en un lugar específico de la sala de estar y buscas una silla en ese lugar, ¡ésta aparece! Esto, aunque lo parezca, no es una historia de fantasía mágica, ¡las partículas subatómicas se comportan de esta manera!

El hecho de que la silla “esté ahí” es el resultado de nuestra observación de que está ahí y decidiendo que esté ahí. No es una existencia totalmente independiente. Ningún tipo de materia existe completamente independiente del observador.

Como dicen algunos científicos, si todo el mundo y todo en el universo dejara de mirar a la luna o de pensar en ella, ya no sería más una luna física, sería una probabilidad de existencia.

El acto de observación hace que la probabilidad se vuelva una cosa definida y convierte en nulas todas las otras posibilidades de estar en cualquier otro lugar del mismo mundo. La atención continua la mantiene de esa manera, produciendo la ilusión de una existencia sólida y continua de la luna física.

Los físicos también descubrieron que las partículas cuánticas toman decisiones, están propulsadas por la inteligencia. Además no sólo eso, también saben instantáneamente, qué decisiones han tomado las otras partículas en cualquier parte del universo.

Este sincronismo a través del espacio y del tiempo es instantáneo: se “comunican” sin mediar ningún tiempo ni atravesar ningún espacio. En efecto, también se mueven instantáneamente sin tener que atravesar el espacio o tomar tiempo. Pueden ir desde al punto A al punto B sin tener que cruzar el espacio entre medio y los puntos A y B pueden estar en diferentes tiempos. Esto significa que si se puede ir de A a B sin pasar por medio quiere decir que el tejido espacio-temporal no es contínuo. Recuerda que las “partículas” cuánticas no son partículas en el sentido que usualmente se le da a la palabra cuando uno piensa en una partícula. No son “cosas” que están en un “lugar” particular y en un “instante”, sino que están esparcidas por el tiempo y el espacio.

Los paquetes cuánticos o partículas se definen mejor como probabilidades de existencia. Por ejemplo, digamos que tienes un paquete cuántico llamado Sr. X. Antes de que pidas hablar con el Sr. X, éste no existe como persona. Existe sólo como una persona potencial. El Sr. X está por todo el mundo al mismo tiempo, con el potencial variable de aparecer en persona en Moscú, Nueva York o cualquier otra ciudad en el mundo. Ahora bien, cuando lo llamas por su nombre, aparece donde lo llamaste y la probabilidad de que aparezca en cualquier otra ciudad se vuelve cero. Después que terminas de conversar con él, desaparece y deja de ser una persona localizada, se desparrama como una onda y la probabilidad de aparecer en cualquier parte del mundo toma lugar nuevamente. Esa es la forma en que se comportaría un paquete cuántico llamado Sr. X.

Otra propiedad de los cuantos es que son multidimensionales. Por lo tanto en el ejemplo anterior, cuando el Sr. X es una probabilidad, es multidimensional. Cuando se localiza al llamarlo por su nombre, se convierte en una cosa en un mundo de cuatro dimensiones: la longitud, el ancho, la altura y el tiempo.

Ahora puedes ver que nuestro universo es multidimensional a pesar de que nuestros sentidos sólo sean capaces de detectar únicamente longitud, ancho, altura y tiempo como si fuesen las únicas dimensiones.

El mundo físico está hecho literalmente de ideas y energía. Si alguna vez sientes que no tienes energía considera esto: Einstein y otros científicos han probado que toda la materia física está hecha de paquetes de energía que no tienen límite en el espacio y en el tiempo. Así que si algún día tu portátil o tu coche se quedan sin batería, imagínala :P

vía Grupo 11

Anuncios

Written by CristianAriza

21 enero, 2011 a 17:58

Publicado en Ciencia, Física

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: