La vaca esférica

Actualidad científica y divulgación para todas las edades.

Posts Tagged ‘paradojas

Viajes en el tiempo ¿Realidad o ficción? (Parte I)

leave a comment »


time-travel-opening-time-tunnel

Esta mañana estaba mirando el documental Into the Universe with Stephen Hawking: Time travel y tengo que reconocer que me ha encantado, es más me ha emocionado ver que simples y lógicas son algunas de leyes que gobiernan nuestro universo una vez las entiendes. Ya que he disfrutado bastante viéndolo, en los próximos artículos os iré reproduciendo traducciones de fragmentos de las narraciones del documental sobre los viajes en el tiempo, todas ellas a cargo del Profesor Stephen Hawking. Ahí va el primero:

¿Es posible viajar en el tiempo? ¿Podemos abrir un portal hacia el pasado? ¿Y encontrar un atajo hacia el futuro? ¿Podremos algún día usar las leyes de la naturaleza para dominar el tiempo? Comprobémoslo.

Para saber cómo eso puede ser posible, tenemos que entender el tiempo igual que los físicos: como la cuarta dimensión. No es tan difícil como parece. Todos los objetos físicos tienen tres dimensiones. Todo tiene una anchura, una altura y una longitud pero hay otra medida, la duración en el tiempo. Mientras que un humano puede sobrevivir 80 años, el sistema solar durará millones de años. Todo se puede medir en el tiempo al igual que en el espacio. Viajar en el tiempo significa viajar a través de esta cuarta dimensión.

Para ver a qué nos referimos, hagamos un viaje de los de cada día para ponernos en situación. Con un coche veloz será más divertido. Si conducimos en línea recta, viajamos en una dimensión. Girando a derecha o izquierda, añadimos la segunda dimensión. Y si vamos arriba y abajo por una carretera de montaña, añadimos altura y ya tenemos las tres dimensiones. ¿Pero cómo viajamos en el tiempo? ¿Cómo encontrar un camino a través de la cuarta dimensión? Permitámonos un poco de ciencia ficción. En las películas con viajes en el tiempo suele haber una máquina que requiere mucha energía y que crea un camino a través de la cuarta dimensión, un túnel a través del tiempo. Un viajero en el tiempo valiente e imprudente se prepara para Dios sabe qué, entra en el túnel del tiempo y aparece Dios sabe dónde. El concepto puede parecer inverosímil y la realidad puede ser muy diferente a esto, pero la idea no es tan descabellada.

Los físicos también han pensado en túneles del tiempo, pero con otro enfoque. Se preguntaban si podría haber portales hacia el pasado o el futuro dentro de las leyes de la naturaleza, y creen que es posible. E incluso les han dado un nombre: Agujeros de gusano.

Hay muchos agujeros de gusano, pero son demasiado pequeños para verlos. Son minúsculos. Ocurren hasta en el último rincón del espacio. Puede que os parezca difícil de entender, pero prestad atención. Nada es liso ni sólido. Si miramos algo suficientemente cerca, veremos que tiene agujeros y arrugas. Es un principio de física simple y sirve también para el tiempo. En una mesa de billar, por ejemplo, la superficie parece plana y lisa pero, de cerca, no lo es en absoluto. Está llena de huecos. Incluso algo tan liso como una bola de billar tiene grietas, arrugas y huecos. Es fácil mostrar que esto es cierto en las tres primeras dimensiones pero creedme, ocurre lo mismo en la cuarta dimensión. El tiempo también tiene grietas, arrugas y huecos. A una escala muy pequeña, más pequeña que las moléculas y los átomos, llegamos a un lugar llamado espuma cuántica. Aquí están los agujeros de gusano. En este mundo cuántico, minísculos túneles o atajos en el espacio y tiempo se forman, desaparecen y se vuelven a formar. Conectan dos espacios separados y dos tiempos distintos. Por desgracia, estos túneles del tiempo reales tienen solo una trillonésima parte de un trillón de centímetro de diámetro. Demasiado pequeño para que pasen los humanos. Pero aquí es dónde empieza la realidad de máquinas del tiempo de agujero de gusano.

Algunos científicos piensan que se podría agrandar uno muchos billones de veces para que los humanos, o incluso las naves espaciales, pudieran entrar. Con suficiente potencia y una tecnología avanzada, quizás se podría construir un gigantesco agujero de gusano en el espacio. No digo que se pueda hacer, pero de poderse, sería un dispositivo extraordinario. Un extremo podría estar aquí cerca de la Tierra y el otro, muy muy lejos, cerca de algún planeta remoto. En teoría, se puede hacer algo más con los agujeros de gusano. Si ambos extremos estuvieran en el mismo lugar pero separados en el tiempo y no en distancia, una nave podría entrar y volver a salir cerca de la Tierra pero en el pasado.

vía | Into the Universe with Stephen Hawking: Time Travel

Anuncios

Written by CristianAriza

30 enero, 2011 at 14:53